Seleccionar página

Javier Daulte

Argentina

Javier Daulte

Dramaturgo

Javier Daulte (Buenos Aires, 1963). Estudió actuación con Carlos Rivas y con Carlos Gandolfo. Tomó clases de dramaturgia con Ricardo Monti. Obtuvo el título de Licenciado en Psicología en la UBA. Empedernido espectador de teatro durante su adolescencia, se vio obligado a trajinar durante años para lograr que algún director prestara atención a su obra. Finalmente, afirmó su presencia en los escenarios porteños a mediados de los noventa gracias a la dirección de Jaime Kogan (Óbito, 1995) y, sobre todo, de Diego Kogan: Criminal (1995), Martha Stutz (1997) y Casino (1998). A partir de su encuentro con la actriz y directora Gabriela Izcovich, con quien codirigió sus piezas Faros de color (1999) y Fuera de cuadro (2001), se volcó sistemáticamente a hacer una sola cosa de las tareas de escribir y dirigir. Así ha estrenado, entre otros espectáculos, Gore (2000), La escala humana (con Rafael Spregelburd y Alejandro Tantanian, 2001), Demóstenes Estomba (2002), El vuelo del dragón (2002), Bésame mucho (2002), 4D Óptico (2003), ¿Estás ahí? (2004), Nunca estuviste tan adorable (2004), Automáticos (2005), La felicidad (2006), Cómo es posible que te quiera tanto (2007) y el musical Qué será de ti (2012). Desde hace varios años, vive y trabaja mitad en Buenos Aires y mitad en Barcelona, donde ha sido director artístico del teatro La Villarroel (2006-2009) y donde se desempeña como asesor pedagógico de la Escuela de Interpretación Eòlia. Casi todas sus últimas producciones se han presentado antes en Barcelona que en Buenos Aires y antes en catalán que en castellano, mientras que en su ciudad natal ha obtenido éxitos considerables montando obras de otros dramaturgos en la calle Corrientes (Baraka, Un Dios Salvaje, El hijo de puta del sombrero, por ejemplo). Al margen de su actividad teatral, pero sin alejarse de su singularidad dramática y del modo en que concibe el trabajo del actor, ha escrito guiones para televisión, como el libreto de la inolvidable serie Para vestir santos (2010). La mayor parte de su teatro se ha reunido en cuatro volúmenes de Corregidor (Buenos Aires, 2004, 2007, 2010 y 2012). Ha publicado en varias revistas las distintas partes de Juego y compromiso, ensayo en que desarrolla con lucidez asombrosa su programa estético y los principios de su poética.